Algunos ejercicios que se proponen

Nuestras sensaciones y emociones son una parte muy importante de nuestro sufrimiento diario. Lo mismo puede ocurrir con nuestros pensamientos. Y por mucho que lo intentamos no podemos controlarlos, las sensaciones no se van y los pensamientos nos atormentan. Cuanto más nos esforzamos más sufrimos. La terapia cognitivo conductual nos indica el camino, nos dice que vamos en dirección contraria, que tenemos que ver las cosas de otra manera, porque el camino no es la lucha sino la aceptación.

Tenemos que ampliar nuestra visión del problema y para ello es preciso tener nuestra mente plena, sin automatismos ni prejuicios. Por ejemplo, planteémonos unir los siguientes puntos solamente con cuatro líneas rectas y sin levantar el lápiz del papel.

Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas
Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas
Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas Bola negra, 3 filas de tres igualmente distribuidas

La solución es muy sencilla, si quieres ver una de las posibles pincha aquí. Afrontar los problemas sin prejuicios y con la mente plenamente nos puede permitir encontrar la solución a muchos problemas y ponernos en camino de manejar nuestro sufrimiento psicológico.

Aceptar los pensamientos, emociones, sensaciones y sentimientos supone dejar la lucha y el control; pero para eso hace falta entrenamiento y este es el objetivo de este curso.

El curso tiene la novedad de estar planteado dentro del marco de la terapia cognitivo conductual más radical y novedosa la terapia de aceptación y compromiso y se adapta a la forma de hacer terapéutica que conlleva esta orientación psicológica.

Va dirigido no solamente a aquel que sienta que lo necesita, sino a los profesionales que quieran aplicar plenamente la terapia de aceptación y compromiso, porque van a necesitar practicar en ellos mismos para poder ser buenos terapeutas.

El curso, pese a tener una base teórica muy sólida y profunda, es totalmente experiencial, es decir, son los ejercicios lo que te enseña, por eso si quieres conocer mejor el curso haz ahora mismo el siguiente ejercicio, dura exacta y exclusivamente
TRES MINUTOS:

Siéntate frente a un reloj y utilízalo para sentir el paso del tiempo que dura el ejercicio. Durante ese tiempo tu tarea consiste en centrar toda tu atención en la respiración y nada más, en concreto trata de notar las sensaciones que deja el aire cuando sale y entra por la nariz. Si en un momento te encuentras distraído, vuelve tranquilamente a las sensaciones que estás observando, aceptando la distracción sin ningún reproche.

NO LO DEJES PARA LUEGO HAZLO AHORA.

Cuando hayas terminado date cuenta de cómo te sientes y cuanto te has distraído o concentrado. Para la mayoría de nosotros nuestra mente es una viajera incansable y no es fácil mantenerse en el estímulo que deseamos observar.